El ‘Vía Crucis’ de Llorenç Moyà celebra su 33 aniversario

Las escaleras de la Seu acogerán el 30 de marzo, el Viernes Santo, a las 12 horas la representación del “Vía Crucis” de Llorenç Moyà, que este año llega a su edición número 33 y que organiza el Área de Cultura, Patrimonio, Memoria Histórica y Política Lingüística. La compañía Taula Rodona se encarga de subir a escena la obra. En caso de lluvia, el espectáculo se hará en la iglesia de San Felipe Neri a las 12.30 horas.

Llorenç Moyà escribió los sonetos de Vía Crucis para la primavera de 1953. Durante siete años permaneció inédito hasta que, en 1960, se decidió a presentarlo con el título “Las flores de la Pasión” al premio de poesía “Mossèn Alcover” de Manacor, y lo ganó. El año siguiente fue publicado con el título definitivo de Vía Crucis por “Ganímedes”, la editorial fundada por Rafael Ferrer y Miquel Àngel Riera, con un prólogo de Josep Maria Llompart. Prácticamente cuarenta años después, en 2000, se volvió a publicar: Gabriel de la S.T. Sampol hizo una nueva edición para “Capaltard”. Y en 2009 el Ayuntamiento de Palma, para conmemorar los 25 años de representaciones del Vía Crucis, hizo una tercera edición.

“Vía Crucis” consta de catorce sonetos dedicados a cada una de las estaciones de la Pasión, más los dos que lo cierran: el “Aleluya” por la resurrección y “La Rosa Assumpta”, el “Colofón”, dedicado a la ascensión de la Virgen. El elemento primordial de los poemas no es el sufrimiento del martirio y la crucifixión sino la belleza. Cada pieza es como la casilla de un retablo donde la escena y los hechos quedan difuminados por la plasticidad, por sensorialisme deslumbrante, por la fuerza de las imágenes y las metáforas.