El Consejo abre una convocatoria de ayudas para que los ayuntamientos puedan adquirir yacimientos arqueológico

El Consejo Ejecutivo ha aprobado la propuesta del vicepresidente primero y consejero de Cultura, Patrimonio y Deportes, Francisco Miralles, de destinar 700.000 euros a una nueva convocatoria de ayudas para la adquisición de terrenos donde se ubiquen yacimientos arqueológicos. El objetivo, en palabras de Miralles es “incrementar el patrimonio público accesible a los ciudadanos facilitando que los ayuntamientos adquieran yacimientos que hoy en día son de titularidad privada y fomentar así la conservación, investigación y divulgación de este patrimonio”.

Esta nueva convocatoria de ayudas se publicará la próxima semana en el BOIB y a partir de su publicación los ayuntamientos dispondrán de 30 días hábiles para presentar solicitudes. Las adquisiciones de los terrenos donde radiquen los yacimientos deben producirse entre el 1 de enero de 2016 y el 15 de octubre de 2018. La convocatoria, dotada con 700.000 euros, se financia a cargo del 1,5% cultural que las administraciones públicas están obligadas a destinar al cuidado del patrimonio y provienen básicamente de las inversiones realizadas en materia de carreteras por parte del Consejo de Mallorca.

La convocatoria subvenciona proyectos de adquisición que puedan presentar los ayuntamientos en función de la población de estos municipios para facilitar, en palabras de Miralles “que aquellos que tienen menos recursos también puedan tener acceso a incorporar estos yacimientos a su patrimonio municipal”. Cada ayuntamiento podrá presentar un único proyecto y el importe máximo subvencionable es de 100.000 euros por proyecto.

“Esta convocatoria completa la línea de trabajo del Departamento de Cultura, Patrimonio y Deportes el Consejo”, explica Miralles, “somos parte del Consorcio de la ciudad romana de Pollentia, subvencionam campañas de investigación en los yacimientos arqueológicos de Mallorca y apostamos por la divulgación de este patrimonio. Ahora esperamos contribuir a que los yacimientos arqueológicos que se encuentran en manos privadas y que no son accesibles pasen a formar parte de la oferta cultural de los municipios de Mallorca, sean abiertos a la ciudadanía a la vez que puedan acoger campañas de investigación que favorezcan su divulgación “.

El consejero de Cultura, Patrimonio y Deportes ha señalado que a raíz de esta convocatoria es probable que “algunos ayuntamientos saquen del cajón proyectos que tenían aparcados para la compra de algún yacimiento arqueológico del municipio, pero también creo que tendremos peticiones para ampliar terrenos de yacimientos actuales que tienen su espacio público pero que se extienden por otros terrenos de los alrededores, en manos privadas. Estamos dando un paso que hace muchos años que se debería haber hecho, haciendo posible que los yacimientos sean de titularidad pública para poder construir un relato global de nuestra historia a través de este patrimonio, una estrategia de toda la isla “.

La convocatoria establece que podrán acogerse a esta línea de ayudas la adquisición de terrenos donde se localizan yacimientos arqueológicos que puedan ser objeto de investigación científica y de visita pública, bien en el mismo momento de su adquisición, bien en posterioridad una vez acondicionado el mismo. Estos terrenos deben tener acceso directo a través de carretera, camino, vía o espacio público, o tener constituida a su favor una servidumbre de paso de uso público.

La presentación de esta convocatoria de ayudas se ha llevado a cabo este mediodía en el Centro Cultural la Misericordia y ha contado con la presencia del vicepresidente primero y consejero de Cultura, Patrimonio y Deportes, Francisco Miralles; la directora insular de Patrimonio, Kika Coll y el secretario técnico del departamento, Francesc Ramis.