El aeropuerto de Palma contará este verano con inspectores de paisano infiltrados para controlar los ‘taxis pirata’

El aeropuerto de Palma contará este verano con inspectores de paisano infiltrados para controlar los ‘taxis pirata’ y detectar ilegalidades en los aparcamientos y las salidas.

Así lo ha anunciado el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, tras la reunión de la Comisión de intrusismo y del Consejo Balear de Transportes, donde ha informado del contenido del Plan de lucha contra el intrusismo 2018, el tercer año en el que se activa este plan especial. Por otro lado, el Govern ha avanzado que convocará un concurso público para la autorización de entre 40 y 50 licencias temporales de VTC.

PLAN DE LUCHA CONTRA EL INTRUSISMO

Este verano se dará continuidad al plan de actuación contra el intrusismo del año anterior, que se centró en las actuaciones de captación irregular de clientes y otras infracciones similares empleando el aeropuerto como punto neurálgico. Este año se incorporan como novedades los inspectores de paisano infiltrados y el control de vehículos en los aparcamientos del aeropuerto y en la salida. El Govern ha programado 84 controles por parte de los servicios de inspección de la Dirección General de Transportes entre los meses de mayo y octubre de 2018. Además, solicitarán la colaboración de la Policía Local de Palma, la Guardia Civil y Aena y la plantilla de inspectores se verá reforzada con dos nuevos efectivos (hasta ahora, había siete).